Jornadas de Blogs de Moda 2014

El sábado 11 de Mayo tuvo lugar una nueva edición de las Jornadas de Blogs de Moda, en el Museo del Traje de Madrid. Me habían invitado a dar una ponencia práctica de una hora sobre métricas sociales y cómo emplearlas para mejorar el branding personal.

Esto me planteó dos retos importantes:

• Aplicar todos los ejemplos y orientar la presentación hacia el mundo de la moda.

• Ser capaz de reducir tanto material a menos de 50 slides y orientarlo para que fuera lo más práctico posible

El resultado es esta presentación en Slideshare:

Cómo mejorar tu branding personal a través de las métricas sociales

 

En ella explico varias herramientas, sobre todo aplicadas a la medición de redes sociales personales de forma conjunta, como SumAll y herramientas centradas en la medición de las redes más audiovisuales, como Pinterest e Instagram.

Me habría gustado tener más tiempo para no quedarme sólo en las herramientas y poder analizar casos prácticos en directo. Creo que es una de las tácticas más interesantes para aprender de la gente. Además, después de echar un vistazo a la audiencia, puedo decir que la que menos seguidores tenía de toda la sala era la ponente 😀

Habría sido genial poder aplicar todo el análisis a alguno de los presentes. A ver si con suerte el año que viene se puede hacer un taller o un workshop.

A destacar la presentación de Cristina Mesa sobre Derecho y Reputación para bloggers, me pareció muy interesante y especialmente relevante hoy en día. Muy entroncado con los derechos de autor y la difamación en la red.

Cada vez más solos en las Redes Sociales

¿Es la tecnología buena o mala?

Muchos periodistas ponen en entredicho el valor de la era digital haciendo preguntas tan naive como esa. Lo que deberíamos preguntarnos es si estamos haciendo un uso correcto de ella.

Es pronto para aventurar una teoría, pero los estudios y la monitorización de la red apuntan, que las redes sociales podrían estar potenciando determinadas cualidades individuales: la soberbia y el ego, la inseguridad y la falta de autoestima, la adicción a las actualizaciones… en suma algo muy paradigmático de una sociedad tan conectada: nos sentimos cada vez más solos.

Las redes sociales palian aunque parcialmente, nuestra necesidad de atención, haciéndonos más dependientes de ellas y reduciendo nuestra autonomía emocional.

El caso Whatsapp

Una de las apps esenciales en cualquier Smartphone, una de las pocas que se mantiene en el TOP 5 de descargas de todos los países. A pesar de todos sus beneficios (comunicación gratuita a tiempo real, diseño sencillo) está empezando a generar tendencias paranoicas. Muestra de ello son la colección de videos disponibles en Youtube sobre las dificultades que genera en la comunicación, o el número de hilos abiertos en Foro Coches de usuarios que preguntan sobre si el mensaje ha llegado o no al destinatario.

Aunque lo que más me ha impactado, es el miedo de muchos usuarios de la app a ser bloqueados por otro.

Así, una app que está destinada a facilitar la comunicación, lo que está generando son usuarios con una autoestima cada vez más baja, que necesitan saber en todo momento que alguien les escucha al otro lado de la pantalla.

Facebook

Según Foucault en “Vigilar y Castigar” un sistema penitenciario bien diseñado no necesitaba guardias. El individuo era el peor vigilante de sí mismo. Con Facebook ocurre justo lo contrario, el individuo se convierte en su mayor admirador, una red social que alimenta nuestras tendencias más narcisistas. (Aunque los seguidores de Twitter, los contactos de Linkedin o los Likes de Instagram son métricas que representan también estas tendencias).

Qué estás haciendo ahora?

En qué estás pensando?

De acuerdo al Doctor en Psicología social Larry D. Rosen, Facebook incentiva el narcisismo, aísla al individuo e incrementa su dependencia de la atención social recibida por la red. Actualizaciones de estado que no consiguen ningún tipo de interacción (Me gusta o comentario) generaban ansiedad en los sujetos de varios estudios sobre Facebook.

Aunque no todos los resultados son negativos, aparece el concepto de “empatía virtual”. La posibilidad de sentir como propios sentimientos de otros usuarios de una red social. Lo que en principio beneficiaría la comunicación y la cercanía con otros usuarios, pero siempre en entornos virtuales.

 ¿Es la exaltación del ego y el narcisismo, una forma de defensa?

¿Es cierto que nos sentimos cada vez más solos?