Honor, libertad, salud.

13:00 – Se conectó al seminario online. Hoy tocaba discutir el libro de Pablo Manolo Rodríguez, Las palabras en las cosas. Otro de esos ladrillos de 500 páginas que suponían un desafío intelectual desde la introducción hasta las tablas de contenidos.

Había llenado un cuaderno de 96 páginas sólo con las anotaciones y citas que había sacado del libro. Algunas estaban conectadas con lo que quería decir en la tesis, otras eran conceptos para discutir en el seminario. El libro era un repaso por los últimos 400 años de pensamiento, asimilando la historia social con la historia de las ciencias sociales y las ciencias físicas y matemáticas para acabar analizando los algoritmos. La conclusión era clara, en la actualidad solo había dos tipos de gobernabilidad: la algorítmica y la salud. Y esas dos áreas eran las que estaban dirigiendo las decisiones a nivel mundial.

Profesor: «Es curioso que ahora estemos confinados en casa con la crisis médica y al mismo tiempo discutiendo de la gobernabilidad médica».

La discusión continuó con las intervenciones de más compañeros. Le gustaban mucho los seminarios, el grupo tenía mucho nivel. Juntos sumaban muchos años de lectura académica y de investigaciones en campo. Estar ahí ya suponía un reto.

Profesor: «…el valor médico está desplazando al valor de la libertad. Miremos a los chinos, si nos guiamos por la aquiescencia con las medidas sanitarias que ha tomado el gobierno durante la pandemia, podríamos decir que la salud es más importante para ellos que la libertad. Un valor ha desplazado a otro en relevancia.»

Compañero 1: «…»

Compañero 2: «…»

Ella: «Querría retomar lo mencionado anteriormente sobre los valores. Me ha parecido muy interesante lo que comentabas Francisco sobre cómo la libertad como valor ha sido desplazada por el deseo de salud. Me hace reflexionar sobre qué otros valores han ido perdiendo importancia a lo largo de los últimos años además de la libertad; y creo que la privacidad sería una extensión de la libertad tal y como era entendida hace 20 años. Además comentándolo desde el libro, todos los sistemas algorítmicos te obligan a que des tu verdadera identidad, con procesos de verificación en dos pasos, datos cruzados como el teléfono o el email, etc. Es decir la privacidad ha dejado también de ser importante a medida que se renunciaba a determinadas libertades.»

Profesor: «totalmente. Yo lo veo en mis hijos, la privacidad para ellos es irrelevante. No lo entienden como un riesgo. En cambio hay otros valores que sí defienden, como que se les tenga en cuenta. Esto me recuerda a un proyecto en el que se estudió los valores de distintas generaciones en el espacio de trabajo. Lo que salía es que las generaciones después de los Millennials necesitaban tener un papel activo en la toma de decisiones y que si las generaciones mayores no lo entendían, acababa por generarse conflicto y problemas de comunicación.»

Pensó en las grandes compañías, telcos, utilities…se quejaban siempre de que no eran capaz de atraer o de retener talento joven. Quizá sus valores no encajaban en la cultura de empresa y los departamentos de Recursos Humanos eran incapaz de verlo. Quizá por eso el Agile era una solución para canalizar esas necesidades.

El Profesor continuó: «los valores van cambiando con el tiempo. Pensad en el honor. Hoy nos parece algo anacrónico, pero antes del s XVII el honor era uno de los valores más importantes…»

Se acordó de Iñigo Montoya, del Quijote, de la figura del hidalgo pobre y del honor de los samurais en Japón. El honor desapareció en algún lugar del siglo XVII a medida que el desarrollo industrial avanzaba a toda máquina desde los primeros talleres y fábricas. Otros valores empezaron a bullir desde abajo, la igualdad. Igualar a todos los obreros, a todos los hombres, a todos los seres humanos. Se extendió como se extienden todas las ideas, como los virus. El siglo XX había empujado el valor de la libertad, el deseo nacido de los regímenes autoritarios. Ser libre para pensar, para moverse; la globalización era la mejor expresión de ese movimiento y de ese derribo de fronteras.

¿Y ahora?

Compañero 3: «Si se impone el pasaporte sanitario será un control de todas las enfermedades y afecciones. Para conseguir un trabajo o poder moverte libremente por el mundo tendrás que acreditar que ya has pasado el Covid, el Sars, la varicela, que no eres portador del VIH, que nunca has tenido paperas y que tienes el colesterol bajo.»

El valor del culto al cuerpo había mutado. Ya no bastaba con parecer sano, joven y atlético, ahora tendrías que demostrarlo. La norma de clase sería estar sano. Cuanto más sano más posibilidades de ascender en la escala social. Ya no solo penalizaría estar gordo, también tener la gripe.

Buen momento para volver a ver Gattaca.

1 comentario

Hola Patricia,

Ahora que estoy más enganchada a series de época y películas de épocas pasadas, no me había parado a pensar en la evolución de los valores con el paso del tiempo, las épocas… El valor de ser o estar sano siempre ha sido importante (por ejemplo, a alguien sano y fuerte en la época medieval tendría un valor mayor que el ser un debilucho pero al mismo tiempo no se ponía foco en tratar de estar sano. Si lo eras fenomenal, afortunado, sino un desgraciado hasta incluso el punto de repudiarte). Ahora con esta situación no nos repudiamos (o sí, viendo el trato que damos a médicos o sanitarios que viven en nuestro bloque dejándoles mensajes tan horribles), pero el valor de estar sano y demostrarlo se convierte en nuestro valor fundamental. Con el tema del pasaporte inmunológico se aprovecha la tecnología en pro de algo positivo, como en China para controlarlo, pero abre tantas lagunas legales o de vulneración de la privacidad. Sería como volver a la edad media donde se repudiaba al leproso pero en este caso certificando y justificando con total legalidad si este pasaporte tiene su viabilidad.
Hoy justo escuchaba el último podcast de El País sobre la crisis del coronavirus , donde contrastan con varios expertos temas éticos, legales…
¡Me anoto la de Gattaca para ver! No la conocía 😉

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies