Un año de radio

U

Tengo Spotify desde 2008. Me pasaron una invitación estando de Erasmus en Suecia y me enamoré de tanto indie sueco, funk y jazz. Hasta hoy, que me he quitado el premium y me he desinstalado la app del móvil.

Objetivo: un año de radio

Llevo tiempo pensando que Spotify es como tener una biblioteca siempre a tu disposición con todo lo que quieras escuchar, pero que al final siempre terminas escuchando lo mismo. Y así no creces, no descubres y en cierta forma dejas de valorar la música. Cada canción es un pequeño producto intelectual, mimado, cuidado y creado por alguien que ha puesto mucho de sí en ella.

Sin embargo, a medida que el arte y la cultura se vuelven más accesibles y bajo suscripción, se comoditizan y pierden valor. Algo así como el papel higiénico: hace 50 años era un lujo, hoy sólo te acuerdas cuando te falta. Con la música está pasando algo parecido, la damos por supuesto y reaccionamos con dos estrategias, o bien escuchamos siempre lo mismo, lo que nos gusta y tenemos guardado en mil listas; o bien buscamos con avidez que nos sorprendan cada semana con algo nuevo y que nos guste, es una frustración asegurada.

Me gustaría volver al descubrimiento, a aquella época que oías una canción y te tirabas días pensando que era un tesoro. Una canción que te llevaba de la mano hasta descubrir el disco entero y transformarlo en una historia con unidad narrativa. No me monto películas, sé que la industria ahora se mueve más por hits que por discos completos, pero aún así me apetece hacer este experimento.

Como aliados en este año tengo las apps de Radio 3, la de RNE, NPR y BBC, además de Ivoox para todos mis podcasts favoritos: Músicas posibles, Sonideros, Duendeando, La hora de Bach o Club de Jazz (además de todos los podcasts que no son de música).

Tengo varias preguntas de partida:

  • ¿Descubriré más música nueva?
  • ¿En qué momentos echaré de menos Spotify, Youtube o Apple Music?
  • ¿Habrá un cambio de percepción o volveré a Spotify usándolo igual que hoy?

Ya he puesto una notificación para el 16 de mayo de 2020.

Me encantan este tipo de experimentos porque me plantean muchas preguntas a medida que se desarrollan y son excusas perfectas para debatir con la gente que tengo cerca. ¿Hemos dejado de valorar la música? ¿Cuánto pagábamos antes y cuánto estamos dispuestos a pagar ahora? ¿Es cierto que lo que se deprecia, se deja de valorar? ¿Qué futuro tiene la industria si no estamos dispuestos a pagar por ella? ¿Por qué debería un artista seguir creando si en la mayoría de los casos no se le va a reconocer más allá de la novedad y no se va a poder pagar las facturas?

Libros recomendados sobre música y suscripciones.

Para los que quieran seguir buceando en el tema, Contra tiene publicada una investigación de 4 años llevada a cabo por un periodista (Stephen Witt) sobre cómo dejamos de pagar por la música. Es ameno, se aprende y hace que el lector se cuestione su responsabilidad en la producción cultural.

La otra recomendación es un libro que aún no me he leído y tengo pendiente. Me lo han recomendado varias personas que trabajan en la industria digital, ya está añadido a mi lista de próximas lecturas. Se trata de Suscribed, un ensayo sobre la economía de las experiencias y los servicios de tarifa plana. ¿Hemos transformado la cultura en un servicio de «Tarifa Plana»?

About the author

Patricia Salgado

4 comments

  • Y yo subscrito a Google Music y comprando vinilos de primera y segunda mano, con la radio encendida cada mañana. Soy un tío raro.

  • Yo escucho todas las mañanas la radio 3 sueca, que tiene el lema «nos encanta la música nueva», para no perder el contacto con la música que escuchan los jóvenes, jajaja Ahora yo creo que lo que más dinero da a los músicos son los conciertos, cuestan un ojo de la cara y se venden super rápido, por lo menos por estas latitudes.

    • Si, el artista está cada vez más obligado a salir de tour para ganarse la vida. Hay un libro muy interesante sobre la música y las plataformas digitales que se llama «Move Fast and Break Things» cuenta muy bien la desprotección de los músicos.

      Soy fan de los conciertos, pero me preocupa que los músicos lleguen a abandonar la industria un día porque vivir así les cuesta demasiado. Quizá podríamos volver a los mecenazgos de los Medici. Tener un músico a sueldo en el barrio ¿?

Últimas entradas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies