El problema de la empatía

E

Empatía:

«Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos» (RAE)

Saludo, nos sentamos, explico qué estamos investigando y por qué estamos ahí. Enciendo la grabadora, hago la primera pregunta y el torrente de emociones empieza.

Entrevistar a alguien es como meter los dedos en el enchufe y dejarlos ahí un buen rato. Es un torrente de emociones y de conexión. Ponerse en los zapatos de otra persona, en su casa, en su trabajo, su familia, sueños, aspiraciones, miedos y un largo etcétera. Ver el mundo a través de sus ojos es un proceso natural.

Sin embargo, la empatía no siempre es buena, ni lo que necesita la investigación. Para empezar te deja exhausto, estar conectado mucho rato a la corriente consume todas las energías. Meterse en la vida de otra persona requiere un nivel de concentración que supera la escucha activa.

Además la empatía puede hacer que como entrevistador nos engañemos a nosotros mismos. Hace unos meses me leí un artículo sobre la veracidad de lo que dicen las personas en las entrevistas. Me lo había pasado mi amiga Laura, su doctorado está hecho de historias de vida, de entrevistas a las mismas personas en distintos momentos, así que lo tomé como una referencia muy valiosa. Según el autor todos intentamos dar la mejor imagen de nosotros mismos. Cuidamos que lo que decimos no genere ninguna incoherencia en el discurso, pero no siempre es posible y aparecen explicaciones confusas o que no se corresponden con lo dicho.

Lo curioso es que la exactitud o la verdad absoluta son casi irrelevantes, lo interesante son los porqués y los paraqués. Un buen entrevistador tiene que ver el valor y el significado del testimonio, más allá de que se esté contado o no, con absoluta precisión.

Pero la empatía aquí puede ser un obstáculo; cuando empatizamos mucho con alguien podemos llegar a creer todo lo que nos dice sin cuestionarlo y esto sería un error. Un buen investigador recopila todo el material pero sabe destilarlo, refinarlo y entender el trasfondo de cada frase. Contextualizar la información dentro del proyecto y dentro de la realidad social.

Me pasó hace unos meses que tuve que entrevistar a varias personas sobre el partido político al que votaban. Me sorprendí a mí misma: podía estar totalmente de acuerdo con casi todo lo que me decía una persona que votaba a la izquierda y dos horas después, de acuerdo con lo que decía otra persona de derechas. ¿Tan rápido cambia uno de ideología política? Me tuve que cuestionar a mí misma y darle vueltas hasta llegar a entender qué me había pasado. En realidad ni una cosa ni la otra, me di cuenta de que con lo que había empatizado no era con las ideas que me trasmitían los informantes, sino con las emociones humanas que había detrás de ellas y que compartimos todos.

Para solucionar este tipo de cosas, todos los investigadores recomiendan llevar un segundo cuaderno, «el diario de campo» donde se registra por ejemplo cómo se ha sentido el investigador mientras hacía la entrevista. Parece una perogrullada pero tiene mucho sentido. No somos seres objetivos. Cómo vemos el mundo está determinado por nuestra educación, origen, clase social…el entrevistador también tiene que ser capaz de ver sus propios prejuicios en la investigación e intentar alejarse de ellos para poder crear conocimiento.

Escribir un diario permite analizar todas esas cuestiones de uno mismo. También ayuda que la fase de análisis se trabaje con varios investigadores, o bien que la entrevista se lleve a cabo por dos personas. Eso reduce mucho el sesgo personal que todos traemos a la investigación.

empatía en investigación social

Pero el verdadero problema de la empatía es…

Que es adictiva. Conectar con alguien es lo más bonito de esta profesión. Aún no he entrevistado a nadie que no fuera interesante o que no me enseñase algo nuevo. Ver el mundo con ojos prestados es la forma más honesta de descubrir que en realidad no sabes nada. Entrevistar te permite captar historias, cogerlas prestadas y guardarlas como tesoros, porque son una forma muy concreta en la que alguien entiende el mundo y lo hace suyo.

 

A modo de recomendación:

Vallés, M. Entrevistas cualitativas. 2009. CIS

Vallés, M. Técnicas cualitativas de Investigación social. 1997. Sintesis

 

About the author

Patricia Salgado

Add comment

Últimas entradas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies