3 Consejos de Fernando Tellado para hacer una ponencia

3

Ayer antes del Clinicseo, pude charlar un ratillo con Fernando Tellado. Siempre es un gusto verle y hablar con él porque además de ser una persona con mucho recorrido en el sector digital, es más majo que las pesetas.

Charlamos de hablar en público y de dar ponencias. Fernando se dedica a ello de forma profesional y va preparado para cualquier imprevisto: adaptadores del portátil, baterías, mando de repuesto para pasar diapositivas… su mochila es estilo «mary poppins-mcgiver-ponente killer». Pero más allá de los cachivaches que llevamos a cuestas, me gustaron mucho los consejos que me dio para mejorar la parte psicológica.

Una vez leí: si parece fácil, es que hay muchas horas de aprendizaje detrás.

Las ponencias y hablar en público no son una excepción. La gente que más admiro contando cosas me ha confirmado las horas de trabajo que hay detrás de 20 minutos con micrófono. Incluso las ponencias de última hora, suelen contener horas de trabajo en casos de estudio o en el trasteo de herramientas.

Pero no son solo horas en las diapositivas. Una buena ponencia contiene una historia y una persona que consigue conectar con nuestras emociones, hacernos reír, empatizar y con suerte aprender algo o cuestionarnos una creencia. He visto a Fernando varias veces y siempre consigue conectar con la gente, sean 60 o 3.000 personas. Así que tomé nota de las 3 cosas que me dijo. Las comparto porque creo que son oro:

1 «Me la sé».

Lo mejor para sentirse seguro es saber lo que quieres contar y porqué. No hay espacio para la improvisación. Tiene que ser algo que te hayas contado tantas veces que da igual si olvidas un detalle, la historia seguirá teniendo sentido. Algo así como el cuento de la Caperucita, podemos olvidarnos de qué llevaba en la cesta, pero sabemos a dónde iba, a quién se lo llevaba y cómo acababa el cuento.

2 «Me grabo».

Me decía Fernando que se pone ordenador, cámara y el pasador de diapositivas en mano y se graba dando las ponencias. Así puede ver el ritmo, los tiempos, si alguna cosa resulta superflua, si hace falta explicar algo con más detalle… Si le quitas el susto que tenemos media humanidad a vernos en video, es una herramienta muy útil para asegurarnos de que el mensaje es claro y se comunica bien.

3 «Conquisto el espacio».

Esto ya me pareció de nota. Cuando llegamos a un Congreso pocas veces nos sentamos en el público, estamos tan preocupados de recordar las diapositivas y de ir bien peinados que vamos directos al escenario y esto, según Fernando, es un error. Somos animales territoriales, si vamos directos al escenario creeremos que nuestro territorio son solo esos metros, pero si horas antes nos sentamos en las butacas, nuestra percepción del espacio será más amplia. Él recomienda sentarse en varios sitios distintos, tocar los materiales del asiento, de las paredes… experimentar el espacio de la sala para sentirnos «en casa». Así cuando subamos al escenario nuestra percepción no será la de estar en una audición o en un examen, sino en un ambiente más cómodo, emocionalmente más familiar.

En resumen, valorar el tiempo que invierte en nosotros cada una de las personas sentada en la sala y pagarlo con una buena preparación de la ponencia.

Tengo a la vista un par de eventos, así que pondré todo en práctica. Gracias Fernando!

About the author

Patricia Salgado

2 comments

Últimas entradas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies