Lectores expertos, escritores aficionados

L

Hoy se me ha acercado un colega de la oficina (N) sólo para decirme que uno de mis post le había encantado, que su novia también lo había leído. Yo me he reído en plan boba. Se me olvida que esto es público y lo puede leer cualquiera, y me faltan herramientas, o perspectiva, para aceptar un cumplido.

[si quieres saber más de la infancia lectora de la autora y sus pinitos literarios pasa al párrafo A, si quieres conocer su perspectiva sobre la cultura amateur pasa al párrafo B, si prefieres saltarte todo el rollo e ir a lo que realmente explica el título, haz scroll down hasta cansarte y vete a C]

A: Cómo nace una lectora adicta

Me enganché a la lectura cuando en mi casa había una tormenta de padres divorciándose. De hecho, los primeros libros que me tocaron fueron los de Enid Blyton y sus internados. Con la que tenía líada en casa, creí que lo de ir a un internado donde todo era estabilidad y orden, debía ser la caña de España. Tendría 7-8 años. Cuando se acabaron los internados pasé a Los 5, los Hollister, la colección de Alfaguara juvenil, los cuentos de Narnia, Tolkien, Agatha Christie, Flanagan, …y de ahí caída libre. Valía cualquier cosa que tuviera letras y contase una historia.

Leer marcó un antes y un después, pasé de ser una niña ensimismada a ser una niña que soñaba, viajaba y construía mundos interiores, cada vez más complejos y más extensos.

Por la misma época empezaron los concursos de cuentos y relatos en el colegio, se me daba bien. Si lees suficiente, escribir de forma decente no tiene mérito (hacer soñar a otros como hacen los grandes, ya es harina de otro costal), gané unos cuantos. Luego mi maestra (señorita Ana) me siguió animando, como Don Eusebio y Don Baltasar; y seguí ganando cosillas hasta que llegué a la adolescencia (gilipollez nivel superlativo, imposible escribir nada, bastante tenía con pensar cosas coherentes de ven en cuando).

Leer fue una tabla salvavidas primero, luego una escalera y ahora, muchas páginas después, parte de cada célula de mi cuerpo. Mi mundo sería mucho más triste sin las visitas a las bibliotecas, librerías del barrio y puestos de segunda mano.

Ya no acumulo libros, los quiero tanto que creo que deben seguir viviendo aventuras y hacer soñar a más gente. De vez en cuando los libero. Me dejo alguno en el tren, en el metro, en las cafeterías chonchis de capuccino a 3 pavos o en casa de mis amigos. Cuando mi estantería llega a los topes hago una limpia y voy a las tiendas de segunda mano…acabo volviéndome con uno nuevo a casa.

B: Cultura Amateur

Una de las cosas que más valoro de Göteborg y de Barcelona es el respeto que tiene la gente por la cultura amateur. Me explico, la capital tiene muchas cosas buenas, y luego tiene “sus cosas”. No sé si era mi familia, o era todo Madrid, pero en general recuerdo muchos comentarios en mi entorno ridiculizando los pinitos de amigos que empezaban a tocar la guitarra, se apuntaban a teatro o hacían poesía.

En GBG y BCN hay otro ambiente (percepción personal) hay más refuerzo positivo. El caldo de cultivo para que la gente no abandone la disciplina y siga dándole duro a la guitarra, al teatro o a la poesía. De esto en Madrid también se encuentra, pero en dosis más pequeñas y más aisladas en los barrios.

Hay muchísimos conciertos de gente que está empezando en la calle, en las plazas, en los bares. Y la gente paga por ello, demostrando su respeto por el artista y animándole implícitamente a que siga. Lo mismo pasa con los concursos literarios, que hay muchísimos. Aunque mi nivel escrito de catalán no daría ni para primaria.

La cultura aquí tiene un componente de urgencia, una necesidad por ser preservada, que en Madrid no está presente, se da por sentado que no va a desaparecer. Se hacen labores de mantenimiento, no de preservación.

Respeto por las cosas que otro crea y las comparte con el resto.

C: Escritores aficionados

En todos estos años no he vuelto a participar en ningún concurso literario. Estoy literalmente cagada. Y si no estoy a la altura? Y si me quedé en una vieja gloria de primaria? o peor! y si escribo cosas que no me gustaría leer a mí?

Las expectativas personales son demasiado altas, tanto que me tienen el tema aparcado de forma permanente. Es un tema que me revuelve por dentro.

Desde hace años sé que en esta historia está uno de mis “caminos de vida”. No estoy hablando de los multiversos posibles que habitan mi cabeza, sino de algo que siento con el cuerpo de forma muy tangible. Como pasos que tengo que dar, con un solo objetivo: aprender a contar mis propias historias y sólo con esfuerzo, poder algún día hacer soñar a alguien con ellas.

Por eso cuando alguien a mi alrededor empieza o retoma lo de escribir, me parece un viaje acompañada: Sé la mierda que estás sufriendo, la guerra que te dan las putas metáforas y por qué lo que está super claro en tu cabeza, se transforma en un batiburrillo borroso cuando lo intentas poner en palabras. Es respeto. El mismo que me muestran a mi C y F cuando llego a su casa en Madrid que es todo abrazos y saco tímida papeles o mando enlaces diciendo “he escrito esto”. Ellos que tienen su libro de poesía publicado, sus guiones hechos series, su blog para sus cosas y alguna novela. Me escuchan, me dan su opinión y dicen: “sigue”.

Somos una red de lectores expertos y escritores aficionados. Cuando has leído tanto te sientes en deuda, te toca a ti dar, te toca crear otras historias.

 

…también fui una flipada de “Elige tu propia aventura”

[gracias por el cumplido Nil, me ha hecho mucha ilusión 🙂 ]

About the author

Patricia Salgado

1 comment

  • “En todos estos años no he vuelto a participar en ningún concurso literario. Estoy literalmente cagada. ” es brillante. Brillante.
    No pares. Porfa.

Sobre mi

Socióloga especializada en investigación de mercados, trabajando en marketing digital desde 2009.

Mi especialidad es el análisis del comportamiento de las personas a través de herramientas digitales.

Utilizo el blog para reflexiones personales, notas y apuntes.

Puedes encontrar mi experiencia profesional en Linkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies