Stalkers – la serie

S

Me imagino a Zuckerberg con 11 años en su White Plains natal, en aquel verano abrasador de 1995 cuando le prohibieron salir a la calle por sus alergias (a las gramíneas, al cloro, a los ácaros..) con la ventana de la cocina como única distracción. Así se enamoró de su vecina Amy, a fuerza de verla todos los días en todas las situaciones posibles: deshojando margaritas,  en la tumbona, en bikini, en shorts, con su hermana acampando a pocos metros del porche…

Igual que nuestro L.B. ‘Jeff’ Jefferies desde Rear Window

O Lecter en su explicación a Clarice:

—Codicia. De hecho, codicia ser lo que usted es. Su naturaleza es la codicia. ¿Y cómo empezamos a codiciar, Clarice? ¿Buscarnos cosas que codiciar? Esfuércese por contestar correctamente.

—No. Lo que nos…

—Exactamente. No. Su respuesta es correcta. Empezamos por codiciar lo que vemos cada día. ¿No nota usted cada día ojos que la recorren por entero, Clarice, en encuentros casuales? No diga que no porque no lo voy a creer. ¿Y no acarician sus ojos ciertas cosas?

rear window

Nuestra Rear Window: Instagram

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra: ex, ex novias de ex, nuevas novias, amantes, amigos, conocidos…nadie está a salvo del deporte social que supone observar las vidas de los otros. Casi como ver una serie con muchas temporadas en la que al final le coges cariño a los personajes, aunque no los hayas visto nunca en la vida real.

El arquitecto y yo nos empezamos a seguir por un concierto en Madrid, edad parecida, mismas referencias culturales, habituales del Primavera Sound, del Matadero, de La Casa encendida y vecinos sin saberlo de Malasaña. Eso fue 2013, 4 años después sin habernos desvirtualizado, seguimos ahí. Algún email nos hemos intercambiado, para hacer reflexiones varias y pasarnos referencias de música. También sigo a su mujer, tienen unos hijos muy majos. Creo que nos hemos cogido cariño. Asomarse a un cachito de la vida de un extraño.

O quizás codicia por la vida del otro. Quizá me visualizo encajando en una vida familiar centrada en los nanos, el trabajo y mucha cultura llenándolo todo. Quizá.

Tal vez Instagram es como la habitación de Tarkovsky donde podemos por fin cumplir los sueños que más nos hacen sufrir. Llevar la vida que anhelamos a través de la de otros. Hablar de cotilleo es quedarse en la mera superficie, hay mucho más hielo bajo el nivel del mar.

No hay dos usuarios iguales, cada uno lo emplea con fines distintos:

  • Situarse dentro de su grupo social o tribu
  • Construir su identidad
  • Explorar su vena artística
  • Relacionarse con sus pares, aunque estén lejos
  • Conocer las vulnerabilidades propias, la autoestima, las inseguridades
  • etc

Me parece muy interesante preguntar a la gente. Todos tienen historias y una visión propia de la plataforma. De ahí la serie de Stalkers:

Entrevista a R, la de J y la de A por el momento son un ejemplo de mis notas y mis grabaciones con el móvil preguntándoles por instagram y cómo la entienden, qué uso le dan y qué cosas les cuesta confesar.  Próximamente más (P, O, V…)

 

[La entrevista de R ha sido uno de los 3 post que he perdido en el traslado de hosting, pero espero volver a reescribirla con las notas que tomé]

About the author

Patricia Salgado

Add comment

Sobre mi

Socióloga especializada en investigación de mercados, trabajando en marketing digital desde 2009.

Mi especialidad es el análisis del comportamiento de las personas a través de herramientas digitales.

Utilizo el blog para reflexiones personales, notas y apuntes.

Puedes encontrar mi experiencia profesional en Linkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies