Patricia Salgado Investigación Digital

La presión social para que seas parte del rebaño

L

Me encantó 1984. Primero el libro, después la peli. Y todas las referencias visuales que luego se han apoyado en ella, especialmente aquel primer anuncio de Apple. Aunque estuviera cargado de la paradoja de “compra para ser diferente”.

(Yo) creo que ser diferente hoy en día es atreverse a pensar en otra dirección.

Sin embargo, la mayoría de las veces me siento como plastilina a la que meten en moldes redondos, cuadrados o triangulares, para juntarse con el resto de colores y acabar de un tono marrón bien feo. Color mierda de toda la vida.

Intentar pensar de forma diferente requiere reflexión, tiempo, concentración, eliminar las distracciones y el “ruido mental”. A mi me cuesta mucho.

Esto del experimento de desinstalar todas las redes sociales y no abrirlas para nada (por cierto a 7 días de cumplir el mes) me deja mucho tiempo de silencio mental. Me he encontrado muchas más veces que antes, respirando y siendo plenamente consciente del momento. Es como eliminar todo el atrezzo de la obra y quedarte tú sola en medio del escenario, acompañada únicamente por el mónologo interior. Y cuando callas, silencio.

Y en ese paréntesis sí que hay espacio para ver las cosas con la distancia necesaria para evaluarlas y pensarlas.

La historia está, y aquí el porqué del post, que me ha vuelto a sorprender la presión social alrededor para que volviese a las redes. Como si no estar siguiendo a otros me dejase fuera de LA REALIDAD, así con mayúsculas, y no publicar estuviera privando de mi presencia a mis amigos. Me explico:

  • “Claro, como no te enteras de nada porque no estás en las redes”
  • “Qué sabes de Rosanna?” (…) “no mujer, ahora está en la nieve, no lo has visto en instagram? ah no, claro”
  • “tía te he echado de menos, como ahora no publicas nada”
  • “me ha preguntado Anna que si estabas bien, o te pasaba algo, que hacía mucho que no subías nada”
  • “y qué, te va a durar mucho lo de tu periodo de reflexión?”

Puedo seguir, las tengo todas registradas en el cuaderno, con hora y día. La mayoría de la gente se lo toma con una excentricidad de las mías, otros directamente me miran con cara de condescendencia y me dicen “ya volverás”, y también la muy habitual sorpresa, “por qué?”

No soy representativa, y mis colegas tampoco. Muchos de ellos están metidos hasta el cuello en el mundo digital, por gusto y por profesión, así que es normal que perciban más mi ausencia. Además soy por lo general muy cansina en redes, y pasar de 100 a cero se nota.

Pero aún así, si mandamos a la mierda todas las redes sociales, ¿qué perdemos de verdad en nuestra vida?

Por qué se nos dirige socialmente para estar ahí? y por qué queremos que otros también lo estén?

 

 

About the author

Patricia Salgado

Add comment

Patricia Salgado Investigación Digital

Sobre mi

Socióloga especializada en investigación de mercados, trabajando en marketing digital desde 2009.

Mi especialidad es el análisis del comportamiento de las personas a través de herramientas digitales.

Utilizo el blog para reflexiones, notas y apuntes.

Puedes encontrar mi experiencia profesional en Linkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies