Patricia Salgado Investigación Digital

Conocer a alguien nuevo en contexto

C

Internet está lleno de paradojas.

  • Cuando más fácil es estar informado, más desinformados estamos, una era marcada por la posverdad.
  • Podríamos desarrollar una visión más amplia, alimentada de diferentes opiniones, pero la burbuja digital y los algoritmos sólo nos encierran en silos.
  • Podríamos conocer a mucha gente, pero lo cierto es que conocemos (de verdad) a muy poca.

Y aquí va la reflexión. La gente actúa de forma distinta contigo dependiendo del medio y el contexto en el que te haya conocido.

TINDER-HAPPN-ADOPTAunTIO-GRINDR

No voy a entrar en el análisis de porqué tienen éxito, y qué cambios estructurales del sistema social las han hecho posibles. Me gustaría centrar la atención en cómo actuamos con los demás dependiendo de cómo los hayamos conocido.

“Me gusta el amigo de tu amigo”

Tú llegabas a un entorno social nuevo, la facultad, un trabajo, una fiesta…te presentaban a un montón de gente de la que luego no recordabas el nombre. Pero aquel chico alto y desgarbado y muy tímido, intercambiaba contigo un par de frases hablando de música o libros, o cine y te quedabas con su nombre.

Y luego le volvías a ver en clase, en el trabajo, o en otra fiesta de tus colegas, hablabais más y ganaba puntos a medida que decía que le gustaban los Smiths, que tenía toda la discografía de Tricky o Massive Attack y que una de sus pelis de culto era “Días Extraños”. Otro día te grababa una cinta o un CD con temas de Alpha y de Lamb, y cuando te querías dar cuenta habían pasado 6 meses y ya erais oficialmente novios. Y todo esto sucedía arropados por una red invisible de contactos y lugares comunes: los amigos de la facultad, los espacios de la univesidad (las clases, la cafetería, el parque donde la gente fumaba porros, jugaba con el Hacky y hablaba de Habermas), el trabajo y los compañeros, etc.

Las relaciones sucedían dentro de un contexto social definido.

Si hacías algo mal había otros que reprocharían tu conducta, si la relación avanzaba el entorno era partícipe de ello. Tus “otros” (amigos, amigas, familiares…) eran parte de todo el proceso:

  • “¿Te fue a buscar en coche?” “Qué majo”
  • “¿Te besó ella?” “Ostia, qué lanzada. Esta chica mola”
  • “Y te dio la mano en el cine?” “Esto es serio!!”

Y ahora?

Ahora. En realidad no hemos cambiado tanto, seguimos compartiendo estas cosas con nuestros colegas. Aunque quizá lo contemos menos emocionados. La vida ya nos ha demostrado que hay que tener los pies en el suelo y no fliparse mucho,  no tenemos 20 años. A partir de los 30 el amor se carga de condicionantes.

 

Pero…y aquí va el quid del post:

Ahora puede ser que esa red de contactos sean en realidad dos redes completamente aisladas. Que no haya espacios ni personas en común. Y esto tiene sus propias consecuencias, y es que esa red compartida que te animaba a tener más paciencia en la relación, te decía desde fuera lo que no terminaba de encajar o facilitaba que hubiera más encuentros con ese chico, antes o después de dejarlo. Ha desaparecido.

…y ahora cabe la posibilidad de que conozcas a alguien, encuentre su propio hueco en tu vida y que después de unos meses se acabe. Y a diferencia de antes que te ibas a volver a ver en el mismo contexto donde te habías conocido (facultad, trabajo, amigos compartidos) puede que esta persona simplemente deje de estar.

Llevo unos días dándole vueltas. ¿Y si ahora que nadie de nuestro círculo va a censurarnos, porque no son parte del contexto de la relación, vamos a actuar de forma distinta? Quizá con menos preocupación por tratar bien a la otra persona, ¿de forma más superficial? ¿Nos sentimos más libres para ser unos gilipollas y tratar mal a la otra persona?

Me preocupa la falta de interés que mostramos cada vez más por las personas que pasan por nuestra vida. Nos volcamos en nuestros colegas, a los que convertimos en nuestra mejor relación de pareja, y mientras “usamos” (perdón por el concepto de usar, pero creo que lo describe muy bien para algunos casos, y conste que he conocido a gente excepcional en la red a la que aprecio) a las personas que conocemos en las apps.

¿Nos estamos deshumanizando en nuestro uso de las apps (para ligar)?


About the author

Patricia Salgado

2 comments

  • El ser humano ha evolucionado, desde mi punto de vista, por el camino equivocado… o si no, al menos, demasiado rápido, más de lo que -como humano- es capaz… las prisas no son buenas y parece haberse convertido en una mala versión de sí mismo. Desde mi punto de vista personal hay dos opciones: llamar «deshumano» a todo lo que no corresponde a lo propio del ser humano (en pelotas, sin herramientas) o cambiar el concepto de «humano», desmitificarnos, bajar de la burra y admitir que nos hemos vuelto más fríos, egocéntricos e irresponsables (unos más que otros) y una especie de objeto, de cosa. Para mí es lo segundo, y por tanto, opino que la gente no se deshumaniza, sino que se «re-humaniza» y, con ello, el significante cambia… no pierde su humanidad, pero la reduce y rodea con elementos de artificio poco testados (al menos a nivel “almamentistico”) que no funcionan en los momentos importantes. El tema está en si volver al origen, a la esencia… y usar las cosas…. o si seguir haciéndonos mitad humano mitad cosa (consumible).

    • Hola Rebe, gracias por tomarte el tiempo de leer el post y de dar tu opinión.
      Estoy de acuerdo contigo, el egoísmo es tan humano como la necesidad de afecto o de pertenencia de grupo.

      Mi duda es si estamos yendo por el camino adecuado para conseguir ser felices, como individuos y como especie. Si podemos cubrir todas nuestras necesidades por nosotros mismos en la era del individualismo exacerbado, o si estamos empezando a crear carencias nuevas como fruto de una vida cada vez más conectada a la red y menos a las personas.

      Me quedo con tu reflexión y con tu perspectiva.
      Gracias.

By Patricia Salgado
Patricia Salgado Investigación Digital

Sobre mi

Socióloga especializada en investigación de mercados, trabajando en marketing digital desde 2009.

Mi especialidad es el análisis del comportamiento de las personas a través de herramientas digitales.

Utilizo el blog para reflexiones, notas y apuntes.

Puedes encontrar mi experiencia profesional en Linkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies