Patricia Salgado Investigación Digital

Autorretratos

A

Me fascinan los autorretratos, son las representaciones más psicológicas que podemos hacer de nosotros mismos. Más incluso que un diario: pero invariablemente no somos objetivos, no podemos serlo, demasiados condicionantes.

Los dibujos son del colegio donde voy a clase de catalán. Llevo tiempo queriendo grabarlos, son los autorretratos de los niños. Casi todos se pintan alegres, sonrientes, llenando todo el espacio de la hoja, se pintan grandes, seguros.

¿Se pintarán igual esos niños cuando sean adultos?

¿Nos pintaríamos nosotros así hoy? ¿Seríamos tan amables con nosotros mismos?

¿Nos haríamos grandes, ocupando toda la hoja o pequeñitos, engullidos por el blanco del folio?

¿Nos dibujaríamos haciendo algo que nos gustase o sólo pensaríamos en representarnos trabajando? Los niños son sólo niños, en cambio nosotros necesitamos ser directora, responsable de, socio, manager…el trabajo estructura nuestra identidad, y también la limita.

No creo que yo me pintase como esos niños (ni tampoco ninguno de los adultos que conozco).

La visión que tenemos los adultos de nosotros mismos es mucho menos amable. El narcisismo público es la mejor seña de lo mal que se trata uno en la intimidad de sus emociones. Salimos en un montón de selfies con sonrisa impostada, pero somos incapaces de reconocernos en un video o en una foto en el que consideramos que “salimos mal”.

La propia imagen (cómo nos vemos) es un producto de la sociedad y la cultura en la que vivimos.

La imagen que tenemos de nosotros mismos es construida y a veces nos volvemos esclavos del propio personaje que hemos creado. Algo así a lo que me imagino que les pasa a las instagramers hoy día. Con miles de seguidores, muchas deben sentirse obligadas a hacer más de lo mismo, sacar el tupper de paella en una foto está fuera de toda discusión. Son esclavas de lo que sus seguidores creen que son. Ni siquiera en su red pueden publicar lo que ellas quieren o lo que sienten.

Necesitamos conocernos a nosotros mismos desde otro tipo de ángulos.

Y el arte, esa representación con la que entender la realidad, puede ser un acercamiento muy útil. Entender y aceptar todo eso que no nos gusta, el paso del tiempo, las arrugas, las inseguridades, los defectos… pero también aquello que nos pertenece por derecho, los logros, el camino recorrido, los principios del carácter.

patricia salgado

 

Representar incluso emociones, la euforia, la tristeza, el miedo, la felicidad…

patricia salgado
2016

Hay que ser muy honesto con uno mismo para mirarse en el espejo de un ascensor y también para hacerse una foto sin armaduras. Ramón Cotarelo decía en su clase de cultura política que la mejor forma de entender la obra de un pintor era con sus autorretratos: un atisbo de la psicología del personaje.

¿Qué quería decir Goya aquí? ¿Qué le estaba diciendo al mundo?

goya autorretrato

 

Y Rembrandt?

 

Todas esas fotos metidas en una maleta y olvidadas de una niñera en Chicago, ¿no tendrían ese objetivo? ¿Conocerse mejor a sí misma? Enorme Vivian Maier.

 

 

¿Cómo de distorsionada es la imagen que tenemos de nosotros mismos respecto de la realidad?

¿Cómo podemos utilizar las imágenes para entendernos mejor?

 

About the author

Patricia Salgado

Add comment

By Patricia Salgado
Patricia Salgado Investigación Digital

Sobre mi

Socióloga especializada en investigación de mercados, trabajando en marketing digital desde 2009.

Mi especialidad es el análisis del comportamiento de las personas a través de herramientas digitales.

Utilizo el blog para reflexiones, notas y apuntes.

Puedes encontrar mi experiencia profesional en Linkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies